¡Únete a mi newsletter!

Infección por cándida: pruebas que te ayudarán a saber si padeces candidiasis intestinal y a detectarla.

Infección por cándida: pruebas que te ayudarán a saber si padeces candidiasis intestinal y a detectarla

La candidiasis intestinal es una enfermedad causada por la presencia descontrolada del hongo Candida albicans en el intestino. 

Y digo descontrolada, porque la cándida está presente de forma natural en la microbiota de nuestro cuerpo. De hecho, cumple funciones que son beneficiosas y vitales para el organismo. 

Así que el problema llega cuando por múltiples factores este hongo empieza a crecer excesivamente, produciéndose un desequilibrio en la microbiota intestinal.

Cuando esto ocurre, la infección por cándida da lugar a numerosos síntomas, que pueden localizarse en lugares tan diferentes como el sistema endocrino, el sistema nervioso, la piel, los órganos urinarios y genitales, etc. 

Afecta a partes del cuerpo que a simple vista no tienen nada que ver entre sí. 

¿Y qué es lo que ocurre a causa de esto? 

Pues que como los síntomas son tan variados y pueden ser tan diferentes, a veces las personas que la padecen no son conscientes. Además, a esto hay que sumar que existe una gran desinformación sobre el tema. 

Por eso, una de las preguntas que más se repite es la siguiente: 

“Creo que tengo candidiasis intestinal, pero ¿cómo puedo saberlo con seguridad?”

Y lo entiendo perfectamente, porque me pasó lo mismo. 

Antes de que me la detectaran, pasé bastante tiempo con síntomas que para mí no tenían ninguna relación, ni ningún porqué.

Llegué a pensar que yo era así. 

Por eso, si te suena lo que te estoy contando y crees que puedes estar sufriendo candidiasis, en este artículo quiero compartir contigo cuáles son las pruebas más comunes y las pistas que te ayudarán a detectarla.

La información de este artículo está contrastada por Mareva Gillioz, dietista integrativa, coach especializada en dietoterapia digestiva y microbiota y junto a mí, profesora del curso STOP Candidiasis.

Eso sí, ten en cuenta que cada persona es diferente y que por eso es muy muy importante que acudas a un profesional que te oriente, interprete correctamente los resultados de las pruebas y que pueda tratar tu caso de forma personalizada. 

Dicho esto…¡comenzamos! 

infección por cándida

👉 Cómo saber si realmente tienes una infección por cándida: la importancia de la sintomatología

La realidad es que es complicado tener una prueba fiable al 100%. 

Por lo que será el conjunto de resultados de diversas pruebas y la sintomatología que se presente, lo que va a determinar si realmente existe candidiasis intestinal o no. 

Más adelante te contaré cuáles son estas pruebas de las que te hablo. 

Pero primero quiero que entiendas que la sintomatología va a ser clave, debes fiarte de lo que te está diciendo tu propio cuerpo. 

A lo que me refiero es a que nuestro cuerpo es sabio y sabe lo que está bien y lo que está mal, y por mucho que todas las pruebas te digan que no hay presencia de infección por cándida, si tú no te encuentras bien es por algo. 

¡Obsérvate! 

No es que estés cansada sin motivo, tengas candidiasis vaginal de repetición o dolores de cabeza constantes porque tú seas así, es que algo ocurre. 

Como te decía antes, la candidiasis intestinal presenta síntomas muy diferentes entre sí. De hecho, no solo hay síntomas físicos, también emocionales.

Y que se manifiesten unos u otros depende de la persona y de la gravedad de la enfermedad.  

El problema es que esto dificulta mucho el tener un diagnóstico claro solo con la sintomatología, por eso se complementa con otras pruebas. 

Te dejo por aquí un artículo en el que te doy una lista de los síntomas más frecuentes de la candidiasis intestinal, también te cuento cuáles son las causas de que sean tan diversos y cómo hay que tratarlos: 

▶️ Candidiasis intestinal: Síntomas más frecuentes. Aprende a detectar la candidiasis por la sintomatología. 

Estoy segura de que te va a ayudar a ver un poco más de luz al final del túnel. Eso sí, ten en cuenta que lo habitual no es presentar un solo síntoma aislado de la lista que vas a encontrar en ese artículo, sino dos como mínimo, incluso cinco, seis o más.

👉 Pruebas para diagnosticar la infección por cándida 

Bien, ahora vamos a entrar en cuáles son las pruebas diagnósticas más comunes para detectar la candidiasis intestinal. 

Como te decía antes, es difícil conseguir un diagnóstico 100% fiable con solo una de ellas Lo mejor es hacer varias de ellas y observar lo que nos dice nuestro propio cuerpo (sintomatología).

Y, por supuesto, siempre acudiendo a un profesional que pueda interpretarlas correctamente y estudiar tu caso personalmente.

✅ Examen de la lengua

Esto no es una prueba médica, sino más bien algo que puedes observar tú cada mañana. 

Lo que tienes que hacer es fijarte si al despertar la capa de la lengua es muy blanca y algo cuarteada. 

Si esto ocurre, es un síntoma de que algo no va bien en el nivel de cándida bucal. 

✅ Cultivo de heces (coprocultivo), análisis de sangre y prueba de orina

A diferencia de la anterior y de la siguiente, estas tres sí que son pruebas médicas. 

Con el cultivo de heces o coprocultivo se va a analizar la concentración de levaduras en las muestras, lo que dará una idea de cómo está nuestra microbiota intestinal. Es decir, si está afectada por la cándida o no. 

Y con el análisis de sangre y la prueba de orina, se podrán observar los metabolitos que crea la cándida cuando está en exceso en nuestro organismo.

👉 Test de la saliva: la mejor prueba casera para detectar la infección por cándida 

Este test tampoco es una prueba clínica, pero puede ayudarte a tener otra pista más de si existe o no infección por cándida. 

¿Cómo se realiza?

  1. Lo primero que tienes que hacer es dejar un vaso lleno de agua en la mesita de noche antes de acostarte. 
  2. A la mañana siguiente, cuando despiertes, escupe dentro del vaso la primera saliva en ayunas. Es importante que no hayas tragado nada de saliva antes de hacerlo, ¡prohibido! 
  3. Espera unos 15 o 20 minutos y vuelve a mirar el vaso para observar el comportamiento que ha tenido esa primera saliva en contacto con el agua. 
  4. Estas son las dos situaciones que pueden suceder pasados esos minutos: 
    • Por un lado, si tu saliva es sana, se mantendrá clara y verás que al principio flota en el agua y después se va disolviendo poco a poco (ten en cuenta que la presencia de espuma y burbujas es normal). 
    • En cambio, si en tu saliva hay presencia del hongo cándida, lo que va a ocurrir es lo siguiente:
      • En la parte superior vas a observar filamentos orientados hacia abajo.
      • Por su parte, en el medio del vaso la saliva formará una especie de nube de burbujitas que tiende a caer hacia el fondo.
      • Y  abajo del todo verás algo así como unos copos de nieve suspendidos en el agua.  
Test saliva para detectar la infección por cándida
Fuente de la imagen: NutriWhite

▶️ NOTA: una vez más te diré que es superimportante que acudas a un profesional que pueda interpretar los resultados de estas pruebas y la sintomatología que presentas de forma correcta. 

Alguien que pueda asegurarte que realmente existe una infección por cándida y que no hay nada más detrás de tus síntomas. Es decir, que trate tu caso de forma personalizada. 

 

👉 El siguiente paso: una buena alimentación para combatir la candidiasis intestinal.

Si finalmente confirmas que tus síntomas están causados por una infección por cándida, habrás dado el primer paso: saber qué te ocurre realmente. 

Y créeme que esto es fundamental.

Lo más importante cuando se tiene un problema para poder solucionarlo es saber que existe ese problema y entenderlo. 

Pero, ¿cuál es el siguiente paso? Combatirla con una buena alimentación. 

Porque como te decía al principio del artículo, el hongo cándida empieza a crecer descontroladamente por una serie de factores que debilitan el sistema inmunitario.

Entre estos factores se encuentran el estrés, la ansiedad, el insomnio, la medicación (antibióticos, corticoides…), una alimentación basada en alimentos ultraprocesados, azúcares, refinados y con un déficit de nutrientes…

Esto último es lo que se pretende contrarrestar con el tratamiento anticándida, que se basa sobre todo en una dieta estricta que elimina de raíz  los carbohidratos (de los que se alimenta la Cándida). 

Y le da a tu cuerpo una buena alimentación para que tu sistema inmune se fortalezca, el hongo cándida deje de crecer de forma descontrolada y tu microbiota vuelva a la normalidad. 

Esta dieta estricta normalmente dura unos 3 meses, pero depende de la persona y del estado en el que se encuentre la enfermedad. 

De todas formas, después es superimporante continuar con una alimentación saludable para siempre o de lo contrario la cándida volverá a descontrolarse.

Hasta aquí el artículo, espero de corazón que te haya servido y ayudado.

Y si estás en este proceso de luchar contra la candidiasis y crees que necesitas ayuda con el tratamiento, te animo a que le eches un vistazo al curso STOP Candidiasis. 

Porque es el único tratamiento anticandidiasis que aborda la enfermedad desde 2 puntos de vista:

  • El de la salud, porque Mareva Gillioz, dietista integrativa dietista integrativa y coach especializada en dietoterapia digestiva y microbiota, te da las pautas necesarias para combatir la enfermedad.
  • Y el de disfrutar de la comida a pesar de las restricciones, para que la dieta anticándida no te resulte tan dura. 

Vas a poder comer infinidad de recetas deliciosas y fáciles de hacer, con la tranquilidad de saber que todos los menús los ha elaborado un chef para que sean 100% compatibles con el tratamiento 😉. 

▶️ Haz clic aquí para ver todo lo que contiene STOP Candidiasis y empieza probando 3 CLASES GRATUITAS.

¡Vamos a plantar cara a la cándida juntas! 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza hoy a cocinar tu propio cambio junto con más de 100.000 familias

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Posts relaccionados