¡Únete a mi newsletter!

La copa menstrual, un antes y un después de la regla.

La copa menstrual, un antes y un después de la regla

copa menstrual

Hace un año que descubrí y me uní a la revolución de la copa menstrual y, desde entonces, no dejo de compartir lo feliz que me encuentro con cualquier mujer, surja o no el tema. Y así, justo la semana pasada, me di cuenta que no había hablado sobre este asunto con vosotros.

Así que después de hablar de las bondades de la copa a mis amigas hasta convencerlas de probar (más felices que perdices están ahora), vengo a hacer lo mismo por escrito y sin más ánimo que el de cambiarte la vida. Ya sabes que las cosas que me funcionan las comparto con el mundo con el entusiasmo que me caracteriza 🙂

Y es que es cierto que la copa menstrual cambia vidas.

Antes de conocerla, yo solo usaba tampones en caso que fuera ultra necesario (días de piscina o playa) porque no me hacía chispita de gracia el tener dentro un tapón tantas horas, no solo por el famoso riesgo de sufrir el Síndrome del Shock Tóxico, sino por la cantidad de químicos con los que los tratan. Que digo yo que si no los quiero en mi comida, tampoco tiene sentido tenerlos dentro de mí.

Así que durante mis reglas me apañaba solo con compresas, las cuales olvidaba comprar la mayoría de las veces y, además, se movían por muchas alas que tuvieran y acababan manchando mis braguitas, mis pijamas e incluso mis sábanas. Por no hablar de la desagradable sensación de llevar pañales y no llegar a estar seca y cómoda durante días.

Lo cierto es que había oído hablar de la copa hacía mucho tiempo e incluso la gente que me conocía me decía “no me puedo creer que tú aún no la uses” y, si te soy sincera, la razón era que aunque tenía muchas ganas de lanzarme, me daba un poco de cosa…ya sabes, el miedo a lo desconocido.

Hasta que llegó el día en que me animé, el día que marcó un antes y un después en mis periodos:

  • Adiós a comprar más tampones, compresas, salvaslips…. no se trata solo de la comodidad de no tener que recordar ir a comprarlos sino de la cantidad de dinero que te ahorras.
  • Adiós a los residuos. Con la copa cuidamos el planeta, reducimos nuestra huella ecológica y eso sí que es un puntazo a favor. ¡La misma copa bien cuidada dura años!
  • Adiós a la incomodidad crónica esos días. Es súper cómoda tanto de llevar puesta como de transportar. Mucha gente piensa que puede ser un problema cambiarte fuera de casa pero con tener una botellita de agua a mano cuando veas que eso va a pasar, está solucionado. Yo he viajado a todos lados con ella y la verdad que nunca ha sido ningún impedimento sino lo contrario, piensa que te mantiene limpia mucho más tiempo que un tampón o compresa.
  • Hola a hacer de todo con la copa puesta. Hola deporte y vida cotidiana en cualquier momento del periodo. Adiós a la tortura de ponerte el tampón los últimos días del periodo para poder nadar.
  • ¡Hola limpieza! Almacena tus pérdidas de flujo y sangre (que, por cierto, no huelen mal como nos han vendido) sin derramar nada y te permite ser consciente de la cantidad de tus menstruaciones y variaciones en la misma, que pueden ser indicativas de problemas hormonales o de otros tipos.

Antes que me preguntes –> la que yo utilizo que es la única que te puedo recomendar porque es la única que he probado (y como ves, me va de maravilla). Se llama CYCLO y si eres mayor de 30 años, como es mi caso, deberás probar la talla L (consulta tallas en la web) .

Ya sabéis la importancia que doy a que la vida sea más fácil y rápida empezando por la cocina así que permitidme que nos traslademos hoy al cuarto de baño: descuento de un 15% con el código Cocinandoelcambio15 🙂 ¡viva!

Me encantaría que, si ya la utilizas, me cuentes tu experiencia y, si aún no la usas, te lo pienses y te animes a un cambio a mejor también en estos días del mes. ¡Ya verás como no te arrepientes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y consigue tu menú para cocinar tu cambio

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Posts relaccionados