fbpx
¡Únete a mi newsletter!

Ñoquis sin gluten.

Ñoquis sin gluten

Hace meses que pienso en esta receta. Me acuerdo mucho de cuando vivía en Italia, la cantidad de gluten (lácteos, azúcar…) que comía. Los ñoquis eran unos de mis favoritos y la película de El Padrino la que más. Decidí rendir un homenaje a esa escena con Sofia Coppola y Andy Garcia en la que ahora todos estáis pensando… Pero sin gluten. Sabía con qué salsa los acompañaría, lo tenía todo en la cabeza pero no me decidía, hasta que vi que Más allá del gluten había hecho una receta casi como la que yo tenía en mente, así que enseguida me puse manos a la obra y el resultado fue….MARAVILLOSO!!!

– 1/2 Kg de patatas

– 1 Taza de harina de arroz integral

– 1 Bote de tomate natural triturado sin azúcar y ecologico

– 1 Puñado de Albahaca fresca

-1/2 Cabeza de ajo

– AOVE

-1 Pizca de stevia

-Pimienta

-Sal marina

 

Ponemos la patata a cocer al vapor o con agua hasta que esté blandita (es importante que no quede dura) .

Mientras, vamos haciendo la salsa: troceamos los ajos y los ponemos a sofreír en una sarten con un chorrito de aceite, cuando se empiecen a dorar echamos el tomate y le añadimos la albahaca, stevia y pimienta y lo dejamos que se haga al fuego lento media hora.

Cuando la patata ya esté lista, la sacamos y la dejamos enfriar. En el momento en que esté ya templadita la podemos manipular. La vamos machacando con un tenedor y le vamos añadiendo la harina de arroz poco a poco hasta que se vaya formando una masa consistente que se pueda trabajar.

Reservamos un poco de harina, vamos haciendo la forma de los ñoquis y los espolvoreamos con la harina. Ten paciencia: esto es lo más trabajoso. Con un tenedor puedes hacerle las rayitas típicas de los ñoquis.

Llenamos una cazuela de agua, la llevamos a ebullición y le añadimos la sal. Echamos los ñoquis y cuando floten estarán listos (tarda muy poquito).

Podemos mezclar los ñoquis ya cocidos en la sartén con la salsa ya lista para que vaya cogiendo el saborcito.

Esta receta es impresionante, no dudes en prepararla. Y si la haces con tu pareja, podéis vivir la escena de la que os hablaba en primera persona.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y consigue tu menú para cocinar tu cambio

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Recetas relaccionadas