fbpx
¡Únete a mi newsletter!

Pan de flores (tostaditas de trigo sarraceno).

Pan de flores (tostaditas de trigo sarraceno)

Como sabes bien, Cocinando el Cambio es un espacio libre de gluten. Hace más de 5 años que comencé a alimentarme prescindiendo de de estas proteínas; en principio porque sufría candidiasis y, más tarde, por intolerancia.

Uno de los primeros productos que incorporé a mi dieta fue el famoso “Pan de flores” francés, un clásico a base de trigo sarraceno que en su momento compraba pero que hoy por hoy me parece una de las recetas más sencillas y resultonas que puedes hacer en el horno y ¡aquí te la la traigo! -> mi versión casera y express del Pan de Flores, ricas tostaditas que acompañan cualquier cosa estupendamente pero acabas, de forma inevitable, comiendo solas.

 

No deja de sorprenderme que la mayoría de intolerancias al gluten se mantengan tanto tiempo sin diagnosticar. Nuestro médico de cabecera no hace este tipo de pruebas y se limita a recetarnos fármacos para los diferentes síntomas.

Por eso tanta gente a la que ‘todo le sienta bien’ notan un cambio tan radical cuando cambian la alimentación. Gases o ardores insoportables se convierten así en síntomas “normales” con los que tendremos que convivir a diario. En casa lo vivimos de cerca cuando a Iván, mi chico, le diagnosticaron “ardor de estómago crónico porque él es así” y le recetaron “un omeprazol diario durante el resto de su vida”.

Cuando empecé a Cocinar el Cambio, la esofagitis grado 2 de Iván se convirtió en lo que sí son síntomas de una digestión normal: energía, satisfacción y bienestar. Iván nunca jamás, y cuando digo nunca, es NUNCA, ha vuelto a tener ardores.

Es por eso que siempre digo una buena manera de saber qué te sienta bien o no, descartadas oficialmente cualquier patología, es probar una alimentación saludable y libre de gluten, lácteos, azúcares, procesados, refinados… Si esto te hace encontrarte mucho mejor, comienza a introducirlos paulatinamente y escúchate ¿Te sientes más pesado? ¿Tienes más gases? ¿Barriga inflamada? Tu cuerpo te habla, presta atención.

Mucha gente piensa que si deja de tomar gluten o lácteos puede volverse intolerante y no podrá volver a comerlo jamás. Algo parecido a pensar que si no comes sandía en todo el año, te sentará mal cuando llegue el verano. No tiene mucho sentido ¿verdad?. Si después de largo tiempo sin tomar gluten tu cuerpo no lo lleva bien, es probable que no le sentara bien anteriormente pero eras incapaz de escuchar cómo se manifestaba.

Hace 5 años que yo no tomo gluten y tengo que decir que la decisión me ha hecho muy feliz todo este tiempo.Si te preguntas si alguna vez tomo alimentos con gluten la respuesta es SÍ: en ocasiones especiales y porque yo lo elijo, siempre de calidad y de manera muy puntual. En casa nunca hay ningún productos con gluten, me reservo por si alguna vez me apetece fuera de casa, pero tiene que ser de calidad y de manera puntual para que no me haga daño y me hinche como una pelota.

En este punto quiero una aclaración que me parece fundamental: tener una dieta libre de gluten saludable significa que en esta dieta no tienen cabida alimentos que, aún estando libres de gluten, estén súper procesados. Cargados de azúcares, almidones y miles de aditivos… Hablaremos de este tipo de alimentos muy pronto pero voy dejándote aquí un link con información sobre cómo acercarse solo a alimentos sin gluten saludables.

Sé que masas y panes sin gluten suelen ser asignatura pendiente cuando comenzamos a alimentarnos de forma más saludable, es por eso que no dejo de trabajar sobre el tema y te traigo hoy, a modo de aperitivo (pronto sabréis por qué digo esto en más de un sentido), este riquísimo y sencillísimo “pan de flores” al que tanto cariño tenemos Iván y yo.

¡Disfrútalo!

Y como no hay cosa que me guste más en el mundo que ver vuestras recetas, te propongo que compartas tu Pan de Flores en tu cuenta de IG con el hashtag #yococinosingluten y etiquetándome para que te pueda ver.

Compartiré en mi cuenta de instagram todas las fotos con este hashtag :))

Ingredientes

  • 200g de trigo sarraceno en grano
  • Pizca de sal sin refinar
  • Especias al gusto

Procedimiento

  • Remojamos el trigo sarraceno con el doble de agua durante un mínimo de 4 horas (yo lo dejo toda la noche).
  • Lo introducimos en una una bolsa de leches vegetales o en un colador y lo dejamos escurriendo durante 24 horas, regándolo dos veces al día.
  • Si te mueres de ganas puedes saltarte este paso pero a mi me gusta mucho más así :) De este modo, conseguiremos que el trigo sarraceno germine y será en este momento cuando ya podamos introducirlo en nuestra procesadora o batidora y añadirle la sal, las especias y un pelín de agua para ayudar a crear una masa.
  • Extendemos nuestra masa sobre un papel de horno con ayuda de una espátula. Si la notas demasiado pringosa añade un pelín de aceite de oliva virgen extra antes de cubrirla con otro papel de horno y extenderla con la ayuda de un rodillo.
  • La metemos en nuestro horno ya precalentado a 180º durante unos 20 minutos, y a los 5 minutos de estar dentro, retiramos el papel de horno de arriba si lo pusimos y hacemos cortes en forma del tipo de cracker que queramos (yo los hice rectangulares pero tú puedes ser más original :P)
  • Ve controlando la masa si es tu primera vez para que no se quemen o queden demasiado duros ¡recuerda que cada horno es diferente!

Suscríbete y consigue tu menú para cocinar tu cambio

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Recetas relaccionadas