Receta de queso en polvo (sin lactosa): ¿por qué renunciar a ese toque (vegano) en tus platos?

Queso en polvo
¿Te puedes imaginar un plato de pasta humeante, lista para atacar con el tenedor, pero sin una pizca de queso en polvo por encima?

Tranquilo, no estás solo: yo tampoco me lo puedo imaginar.

Por eso no renuncio a coronar mis platos con un poco de queso en polvo cuando hace falta, y como siempre, voy a compartir contigo cómo lo hago.

¿Quieres saber cómo prepararlo, que ríete tú del parmesano que te comprabas en el súper?

Te lo explico en un momento.

➡️ Atento a esto: si aún no te has apuntado a comer sano porque piensas que te vas a pasar la vida cocinando (o que vas a echar de menos muchas cosas ricas), tengo para ti un regalito. Pincha aquí y descárgate mi ebook gratuito con un menú de 5 recetas que se preparan volando, y que (como todo lo que comparto contigo) son 100% saludables.

👉 ¿Eres muy «quesero»? Este queso en polvo vegano te interesa (¡y mucho!)

Si decides no tomar lácteos animales (como hice yo hace tiempo), te estarás dando cuenta de una cosa: que dejar los lácteos es fácil, pero no volver a probar alguno de sus derivados, quizá no tanto.

Podemos plantearnos no tomar leche animal porque tenemos una variedad bastante amplia de exquisitas leches vegetales. Personalmente, creo que están mucho más buenas que la leche de vaca (aunque, si soy sincera, a estas alturas ya no me acuerdo mucho de cómo sabe).

Pero ¿y el queso? ¿qué pasa con el queso? El queso es otro cantar.

A mí me pirra el queso, ¡soy una fan total!, y me puedo imaginar que tú también. Así que, si dejar el queso te está costando, lo entiendo perfectamente.

Eso es porque estamos muy acostumbrados a echárselo a todo:

  • Lo espolvoreamos sobre la pasta.
  • Lo ponemos de base en la pizza.
  • Cortamos daditos para las ensaladas.
  • Tenemos siempre unas lonchas para acompañar una tostada o un bocadillo…

No es fácil librarse de la dependencia emocional de nuestro querido queso (y os aseguro que sé de lo que hablo).

Mi consejo: si veis que el hecho de dejar el queso os está resultando superdifícil y queréis hacer una excepción, yo os recomendaría el queso de cabra ecológico elaborado con leche cruda.

Y es que a veces es mejor darse el gustazo un día y no gastar demasiada energía en resistirse, sobre todo hasta que tengas claro por qué no lo quieres tomar más.

Por ejemplo, yo en navidades voy a una tienda ecológica que me encanta: Es de Raíz. Les compro el queso de la mayor calidad posible y lo comparto con mis seres queridos.

Me hace tan feliz… que no quiero renunciar a eso.

Aun así, la verdad es que ya no echo de menos el queso en mi día a día. Además, me sienta fatal y esa es razón suficiente para no tomarlo.

Pero como en Cocinando el Cambio tenemos soluciones para todo, hoy vamos a darte una idea para que no extrañes el queso en polvo en tus platos. ¿Te lo puedes creer?

Pues créetelo, porque la receta de hoy cumple más que dignamente, y te ayudará a superar el “mono” quesero.

También puedes apuntarte en la agenda preparar alguna variante de queso, como este queso de almendras o el queso de anacardos, otras dos apuestas “queseras” que te van a encantar.

👉 Cómo preparar queso en polvo vegano en un plisplás

Hoy os voy a dejar aquí una receta sencilla para sustituir el queso parmesano por un queso en polvo sin lactosa, 100% vegano.

Os aseguro que está de muerte, y además es sanísimo.

¡Y se prepara solo con 3 ingredientes!

¿Te animas a probar? Son 5 minutos.

✅ Ingredientes

  • 1/2 taza de semillas de girasol crudas.
  • 3 cucharadas de levadura nutricional (puedes cambiar la levadura nutricional por la de cerveza, aunque no tienen las mismas propiedades. Pero ¡atención! No lo hagas si tienes candidiasis).
  • 1 cucharadita de cúrcuma.

✅ Preparación

PASO 1

¿Te gusta más usar la batidora o prefieres un molinillo?

PASO 2

Da igual, utiliza lo que tengas en casa o con lo que te sientas más cómodo.

PASO 3

Lo importante es que te pongas a batir la mezcla hasta que quede hecha polvo.

PASO 4

Luego, lo metes en un bote con tapa para que se conserve mejor. Y ¡listo para usar!

👉¿Te gusta mi receta de queso en polvo?

A partir de ahora tus platos de pasta y tus pizzas serán otra cosa, te lo puedo asegurar. Verás qué cantidad de posibilidades tiene el queso vegano.

Y ya que has llegado hasta aquí, aprovecho para recordarte que te suscribas a mi canal de YouTube y a la newsletter que envío todos los jueves, y así te aseguras de estar al día de las novedades (y además te llevas 5 menús gratis!).

¿Te imaginas que te hubieses perdido esta receta y no pudieses alegrar tus platos con queso en polvo?

No dejes que algo así suceda. Apúntate y serás el primero en enterarte 😉

16 Comentarios en “Receta de queso en polvo (sin lactosa): ¿por qué renunciar a ese toque (vegano) en tus platos?

  1. Hola Lucía,
    Hace unas semanas prepare una receta similar a esta pero en vez de con cúrcuma con orégano pero ahora no logro encontrar la receta, dónde puedo encontrarla?
    De todas formas está también la probaré!!!
    Mil gracias por tu trabajo y dedicación!

      1. Hola Lucía,
        Pues perdona pense q la receta era tuya porque eres mi referente…
        Lo probaré sin duda esta semana mismo!
        Un abrazo

      1. El queso se mantiene mejor fuera de la nevera por la humedad, yo suelo coger los trozo de queso semicurado y cortarlo en tacos grandes, lo dejo secar dentro de una panera hasta que esta lo suficientemente duro como para rallarlo y luego lo mantengo fuera de la nevera… dura hasta que se acabe 😛

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avísame de las respuestas a mi comentario de esta receta por correo electrónico.