¡Únete a mi newsletter!

15 Consejos para COMER sin ANSIEDAD.

15 Consejos para COMER sin ANSIEDAD

Dentro del marco de una alimentación saludable tenemos que tener en cuenta los alimentos que utilizamos y su preparación, pero es importante también la forma en que los comemos: conscientes, sin ansiedad y estando en el presente. 

Y aunque esto a veces no lo tenemos nada en cuenta, es el primer paso para empezar a alimentarnos de forma saludable y sentirnos mejor. 

La alimentación es una necesidad básica, como lo es también dormir o ir al baño. Y deberíamos tratarla como tal, comiendo solamente en el momento en que sentimos hambre real. 

Pero en nuestra sociedad acelerada se ha convertido en una actividad más que “hay que cumplir”, y la hemos automatizado. Comemos porque es la hora, o porque no estamos bien, y confundimos el hambre real de la necesidad de llenarnos con algo. 

Antes de darte algunos tips para mejorar tu ansiedad, quiero proponerte un ejercicio de alimentación consciente…


👉🏼  Coge un puñadito de pasas y cómetelo en 20 minutos. 

Mastícalas super bien, saboréalas, sácales todo el sabor que tienen, observa cómo va cambiando, cuál es el sabor principal y cuál es el final… Degusta las pasas.

Con este ejercicio quiero que des el primer paso y te des cuenta de que normalmente no comes así, si no más bien rápido y de forma automática. Con ansiedad.

Y no es que ahora tengas que comer todo super despacio, pero sí es importante que le dediques un tiempo a comer, para hacerlo de forma consciente y totalmente presente. 


Una vez hecho este primer paso, vamos con los siguientes…

➡️ Importante: si toda esta información te interesa y quieres aprender a aplicar mis consejos para comer de forma saludable y sin ansiedad, pincha aquí y apúntate al Curso online gratuito Aprende a Comer S.A.N.O. que empieza el próximo lunes 5 de octubre. 

> Mis 15 consejos para que puedas comer sin ansiedad:

  1. Come como un foodie, como una persona que disfruta muchísimo comiendo.
    Dale intención al olor, al sabor, a la textura que tiene cada alimento. Dale mucha importancia a todos los sentidos mientras comes, y disfruta de todos tus platos como si estuvieras comiendo el mejor menú del mejor restaurante al que hayas ido.
  2. Siéntate y dedícale un tiempo a tu alimentación.
    Ten en cuenta que comer de pie o aprovechar un trayecto andando para comer algo rápido, no va a ayudarte nada a comer sin ansiedad. Por lo tanto, siéntate y dedica un ratito a comer, siendo consciente de lo que estás haciendo.
  3. Rodéate de energía positiva mientras comes.
    Si compartes el ratito de tu comida con compañeros de trabajo o con amigos, procura que sean personas que tengan una energía positiva y que te permitan disfrutar del momento que has reservado para ti y tu plato.

    Evita rodearte de personas que están todo el rato quejándose, criticando, hablando de lo mal que va el mundo, o de lo mal que está.
    Y si no puedes huir de esa gente, intenta comer en otro horario, o comer solo, porque al final las energías que tienes a tu alrededor, te las llevarás a la boca.
  4. Olvídate de tele, móvil, tablet o cualquier otra pantalla mientras comes.
    Si comes en casa o comes solo, evita las pantallas, que provocarán que te distraigas. Y sobretodo evita las noticias, que traerán esa misma energía negativa de la que hemos hablado en el punto anterior.

    Lo ideal es que estés tú solo o con tu familia / amigos y tu plato, con las mínimas distracciones posibles a tu alrededor.

  5. Elige la vajilla más bonita que tengas para servir tu comida, y sírvela de la forma más apetitosa que se te ocurra. Te mereces que tu plato sea precioso.

    Pon la mesa con un mantel bonito, elige los platos que más te gusten (esos que guardas para un momento especial), presenta muy bien la comida (que quede una composición super apetitosa) y convierte el acto de comer en tu propia fiesta.
    Este gesto en sí es un acto de amor infinito hacia ti mismo, te hará estar más presente y ser más consciente de la comida y del regalo que tienes delante.

  6. Cuando te sientes a comer, no hagas nada más, solamente come.
    Sea cual sea el ratito que tengas para dedicarle a la comida, céntrate en comer, pero no hagas ninguna otra tarea o actividad.
    De esta forma evitarás distraerte y podrás darte cuenta de la cantidad que estás ingiriendo, de si vas estando saciado, o tienes más hambre… Así que cuando te sientes a comer, no hagas nada más.

    Esto mismo puedes aplicarlo en cualquier otro ámbito de la vida, y te ayudará a poner el foco en la tarea o actividad que decidas hacer en cada momento, para poder hacerla bien, estando totalmente consciente y con toda tu presencia.

  7. Suelta el tenedor entre bocado y bocado.
    Si comes seguido, sin soltar en ningún momento el tenedor, comerás mucho más rápido. En cambio, si después de cada bocado dejas el tenedor en el plato mientras masticas bien los alimentos, comerás más lento y reducirás tu ansiedad.
  8. Antes de empezar a comer, siéntate, sepárate de la mesa y respira tres veces.
    Si eres de los que llega a la mesa con una energía super acelerada (por los niños, por el estrés del trabajo, porque has querido cocinar rápido y no perder más tiempo en la cocina, o por cualquier cosa que tengas en la cabeza) y empieza a engullir, sigue estas tres pautas antes de empezar a comer: siéntate, separa unos centímetros la silla de la mesa, y respira profundamente 3 veces.

    Esto te ayudará a bajar la energía y que empieces a comer mucho más tranquilo.

    Y si estás fuera de casa y no quieres hacerlo delante de la gente, retírate al baño o a un lugar donde no te vean, respira 3 veces, y vuelve para empezar a comer.

  9. Utiliza la mano no dominante para coger el tenedor o la cuchara.
    El gesto de llevarnos la comida a la boca, lo tenemos muy automatizado con la mano dominante. Pero si lo hacemos con la otra mano, con la que no estamos acostumbrados, tendremos que estar más presentes y comeremos más despacio.
  10. Mide el hambre con el que llegas a cada comida.
    Si mides tu hambre en un escalera del 1 al 10 (1 = muy poca hambre y 10 = mucha hambre), es aconsejable que llegues con un nivel 5 – 7 a las comidas.

    Si llegas a la comida con mucha hambre (nivel 10), tendrás la sensación de que nada te sacia, comerás a toda velocidad y  mucha más cantidad.
    Pero si llegas con un nivel más bajo (nivel 5), tendrás más márgen para regular la velocidad, la cantidad e incluso el tipo de alimento que vayas a consumir.

    Así que si ves que tu sistema digestivo llega apurado a la comida o la cena, puedes introducir una ingesta saludable entre horas, y regular el nivel de hambre y ansiedad con el que llegarás al mediodía o a la noche. 

  11. Agradece lo que tienes en el plato, y la posibilidad de poder comer cada día.
    Si cada vez que comes te paras un instante para dar las gracias por poder comer un plato saludable y lleno de nutrientes que ayuda a cuidar tu cuerpo, estarás poniendo intención, consciencia y presencia a tu alimentación. 
  12. Cuando tengas sensación de hambre, bebe primero un vaso de agua.
    Muchas veces se confunden la sed con el hambre, porque las señales de alerta son muy similares.
    Por lo tanto, cuando sientas un poquito de hambre, primero bebe un vasito de agua y espera media hora. En el caso de que sigas teniendo hambre después de este tiempo, entonces come, pero si te ha desaparecido la sensación, sabrás que lo que te estaba pidiendo tu cuerpo en ese momento era solamente agua.
  13. No te castigues en los momentos de flaqueza.
    Es muy importante que seas amable contigo mismo. Así que céntrate en tus logros, prémiate y celébralo cuando hagas las cosas bien.
    Y cuando las hagas “mal”, aprovecha para analizar de dónde viene el comportamiento, para ver de dónde sale esa ansiedad. Y cuando encuentres el motivo por el que te sucede, acepta tus circunstancias y pon la intención en hacerlo mejor la próxima vez.
  14. Planifica tus comidas y prepara las recetas de la semana en tu sesión de 4 fuegos.
    La planificación es la mejor forma de asegurarte una alimentación rica y saludable en cualquier momento de la semana. Porque si llegas con un hambre voraz, en 5 o 10 minutos, tendrás un plato equilibrado listo para comer.
    En caso contrario, acabarás comiendo lo más rápido y sencillo que puedas prepararte, y probablemente tu elección no sea la más recomendable.
  15. Ten visibles los alimentos saludables.
    Asegúrate de que los alimentos que más se vean en casa sean los más saludables. Esto te va a ser de gran utilidad también para los niños.

    Convierte tu casa en tu propio templo. Y para ello trata que lo único que haya en ella sean alimentos saludables. Así cuando tengas un ataque de ansiedad o te apetezca algo, solo tendrás a mano alimentos sanos.

Y para terminar con todos estos consejos, quiero recordarte que lo más importante es que siempre pienses en ti, y te elijas en todo momento. Porque vivimos intentando complacer al otro, y constantemente nos dejamos a nosotros mismos en segundo plano.

Y como dice mi amiga Ana Moreno, cuando quieras comer cosas que sabes que no te van bien (sea cuál sea la situación), hazte la siguiente pregunta:

¿Qué haría una persona que se quiere a sí misma en esta situación?”  Cuando la respuesta sea “no lo haría”, aplícatelo a ti mismo y dite “decido no hacerlo porque yo elijo quererme”.

➡️  Si quieres seguir aprendiendo sobre alimentación sana, saber qué alimentos debes incluir en tu lista de la compra y cuáles eliminar de tu despensa para convertir tu casa en tu templo, aprender a organizarte para tener tus menús listos y no dejarte llevar por la ansiedad, y muchas cositas más, apúntate aquí al Curso online gratuito “Aprende a comer S.A.N.O.” Aunque el curso arranca el próximo lunes 5 de octubre, en el grupo de facebook ya estamos haciendo ejercicios y calentando motores para llegar a tope para el curso. ¡Así que no esperes más y apúntate ya!

50 comentarios en “15 Consejos para COMER sin ANSIEDAD

  1. Muchísimas felicidades!!! Disfrutad de esta etapa, aunque es cansina y agotadora se ve recompensada con creces nada más verle la carita…
    Muchísimas gracias por tus maravillosos consejos, a veces se nos olvida ponerlo en práctica!!

      1. Genial!! Gracias por recordar lo de querernos y priorizarnos… es el primer paso siempre para todo!!
        Con muchas ganas de empezar el curso y aprender mucho

      2. Eso es Marta! Nos merecemos prestarnos toda la atención y mimarnos 😉 Espero que estés disfrutando ya del curso!!

  2. Gracias Lucia, Excelente post, bueno fui e hice mi ejercicio de comer un puñado de pasas y ciertamente el primer sabor es dulce y el último es algo amarguito. Bueno esa fue mi experiencia y es muy acertado tenemos que ser consciente de que queremos y convertirnos y disfrutar ese momento de comer en paz, armonía sin gente con malas energías. Y ser muy agradecida por esta oportunidad de aprender a comer. Para mi es un aprendizaje Muchas gracias Mi Lucia bella🌹🙋‍♀️

  3. Cuanta razón tienes, algunos de ellos ya conocía pero te sientas a comer y quieres terminar pronto, en fin.
    Muchas gracias por tus enseñanzas .
    Besos

  4. Lucia yo hace un año que estoy con vosotros y estoy muy contenta de formar parte del grupo Método sano pero igual me apuntado al curso pues siempre va bien refrescar la memoria.Muchas gracias un besito 😘😘😘😘

  5. Muchas gracias por tus consejos y ayudarnos a poner el foco en lo importante, Lucía. Besos y disfruta mucho de tu maternidad🤱🏻🥰

  6. Hola Lucía, genial , yo suelo comer con mis hijos y si me crean ansiedad , están todo el tiempo peleándose y comparándose. Mi chico es una máquina de hablar no para, me vuelve loca , a veces mientras comemos jugamos a ver quien está más tiempo en silencio.
    y la mayor como nunca tiene hambre y no le gusta casi nada es un suplicio verla comer , la hora de la comida para ella es una tortura y la verdad es que me crea también ansiedad . Pero no me parece bien no comer con ellos porque luego casi no los veo, tareas y extraescolares. He pensado muchas veces dejarlos discutiendo en la cocina e irme al salón.

    1. Claro Inma! En tu caso quizá es adoptar alguno de los otros consejos, que te permitan que aunque tus hijos estén por ahí, no te dejes envolver y llevar por esa ansiedad que te provocan. Te puedes centrar en ti y tu plato, en dejar el tenedor entre cada bocado, en masticar y saborear bien los alimentos… y así todas estas cositas te pueden ayudar a que te afecte menos lo de alrededor 😉

  7. Hola Lucia , gracias por estos consejos !!! Lo que dices de que a la hora de comer no tengamos ningún dispositivo electronico , tienes toda la razón y es lo que voy a hacer , porque por desgracia hoy en dia vende más las noticias negativas que las positivas y eso también te lo comes sin darte cuenta .
    Mil gracias y un abrazo

  8. Muchas gracias!! La verdad q son todos consejos super útiles, me ha gustado muchísimo sobre todo lo de comer estando presente y tambien comer en un ambiente con energías positivas , Nunca habia caído en cuenta de la importancia , y lo voy a poner en práctica hoy mismo . Un saludo

  9. Me encuentro en un proceso de cambio y sin saber cómo hacerlo, hoy la vida me ha presentado tú camino, me ha encantado y sin pensarlo me he apuntado al curso!!! Con muchas ganas!!! 100000 gracias!!!

    1. ¡Cómo me alegro Raquel! Espero que estés disfrutando del curso y que te esté ayudando a hacer ese cambio hacia una alimentación super saludable 😉

  10. Gracias Lucía por estos 15 consejos, me encantaron. Varios de ellos tengo presente…pero el 4,5,15 me parecen re importantes y no los tenía en cuenta. Hermoso artículo! Gracias totales por compartirlo!!!

  11. Gracias Lucía!!! Tomé conciencia que como sola y viendo alguna serie o jugando al Scrabel…. Con razón que después me quedo con hambre 🤦
    Muy buenos los 15 consejos. Mañana empiezo con el curso 😃

    1. Qué ilusión que el artículo te haya ayudado a darte cuenta de tu no presencia en tu alimentación, fácilmente nos sucede esto, ¿verdad? Espero que estés disfrutando del curso y que te esté ayudando a avanzar hacia una alimentación super saludable.

  12. Muy buen artículo, siempre he tratado de aplicar la mayoría de las cosas que explicas, pero hay épocas que me ha sido más difícil. Tengo que volver a esa rutina👍 Gracias Lucía

    1. Hola Pilar! Me alegro que te haya gustado! Quizá en tu caso es interesante que cuides de tener solo alimentos saludables en casa, o que elabores dulces saludables para tener algo listo y que no perjudique al cuerpo, cuando eso suceda. 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y consigue tu menú para cocinar tu cambio

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Posts relaccionados

×