Estas son las cazuelas y ollas de cocina que tienes que comprar, si quieres una cocina libre de tóxicos

¿Qué materiales tienes que evitar en tus ollas de cocina? 

Cuando cambias la alimentación a una más saludable, empiezas a ser consciente de qué alimentos son buenos para tu salud, y cuáles no. 

De cuáles debes potenciar y cuáles son los que debes sacar de tu despensa y de tu nevera si quieres comer sano y cuidarte. 

Pero hay otra cosa más de la que también empiezas a ser consciente: dónde vas a cocinar esos alimentos. 

Qué utensilios de cocina vas a utilizar. 

Porque si utilizas instrumentos de cocina que liberan tóxicos, estos pasan a los alimentos, por lo que por mucho que elijas alimentos de calidad, estarás ingiriendo esos tóxicos que son perjudiciales para tu organismo.

Por eso, una de las preguntas que siempre me hacen mis alumnas y alumnos, es cuáles son mis utensilios favoritos. Cuáles son los que yo recomiendo libres de tóxicos. 

Estoy segura de que tú también te haces esta pregunta.

Por eso, en otro artículo, ya te hablé de las sartenes que tengo, que son las de hierro mineral, y por qué elegí estas. Puedes leerlo haciendo clic aquí. 

Y hoy te voy a hablar de mis 4 ollas de cocina y cazuelas favoritas, y sobre todo, de por qué lo son. 

Vamos a ver diferentes modelos, sus características, beneficios… 

Así que toma nota para que puedas elegir cuál es la mejor opción para ti.

Materiales tóxicos que no deben tener tus ollas de cocina 

Ollas de cocina sin tóxicos

Bien, antes de pasar a cuáles son los materiales que sí te recomiendo para tus ollas, lo primero que tienes que saber son cuáles debes evitar sí o sí porque son tóxicos. 

Bueno, sí o sí, pero sin agobios. 

No tienes que volverte loca y gastarte un montón de dinero de golpe para cambiar toda tu batería de cocina. Ve poco a poco sustituyendo las cosas que se te vayan estropeando, por otras nuevas que sean libres de tóxicos. 

Lo importante es que seas consciente de esto para que cuando llegue el momento de elegir porque quieres comprar por ejemplo una olla nueva, sepas cuál es la mejor opción. 

Dicho esto, te cuento cuáles son los materiales que debes evitar en tus olla y cazuelas:

  • Antiadherentes porque contienen compuestos perfluorados (también llamados PFAS o sustancias perfluoralquiladas) y son disruptores endocrinos. Y si además son de teflón, también contienen PTFE (politeretrafluoroetileno), que emite gases tóxicos a altas temperaturas.
  • El aluminio que se encuentra como base o en el cuerpo de ollas, sartenes, cazuelas… Porque aunque esté cubierto por otro material, cuando hay desgaste del utensilio, como un arañazo, este sale a la luz y entra en contacto con los alimentos.  Se usa porque es un buen conductor del calor y muy ligero, pero es un metal pesado que está asociados a problemas de salud tales como las enfermedades mentales neurodegenerativas (Alzheimer por ejemplo). En varios países ya está prohibido su uso en materiales de cocina.  
  • Y el cobre, que también se usa en los utensilios de cocina porque es muy buen conductor del calor, pero es un metal pesado, que en exceso es muy oxidante y puede provocar un envejecimiento prematuro del cuerpo, irritaciones en la piel, afectar al sistema nervioso…

Entonces, si estos materiales son los que tienes que evitar, ¿cuáles te recomiendo? 

¡Vamos a verlos!

Si utilizas instrumentos de cocina que liberan tóxicos, estos pasan a los alimentos, por lo que por mucho que elijas alimentos de calidad, estarás ingiriendo esos tóxicos que son perjudiciales para tu organismo.

Lucía Gómez

Ollas de cocina de vidrio vitrocerámica: el material más inocuo

El cristal es el material de cocina más seguro porque es totalmente inocuo, no desprende ningún tipo de tóxicos, así que elígelo siempre que puedas. 

Además, como no es poroso, no traspasa ningún sabor, ni olor a los alimentos, por lo que es una opción ideal a la hora de cocinar.

Son preciosas y además duran años. 

Yo tengo una pequeñita y la utilizo tipo cazo para calentar o para cocinar de todas las maneras porque se utiliza igual. 

Además me parece que crean un efecto visual superbonito porque se ve la comida desde fuera.

No te preocupes, porque aunque pienses que una olla de cristal es inviable para cocinar porque se va a romper a altas temperaturas, no es así. Como te digo, yo cocino de todo en ellas. 

Son capaces de resistir a altas temperaturas y a cambios bruscos al pasar de frío a calor o viceversa. Puedes poner tu olla desde la nevera al fuego, o del fuego a la nevera y no pasa absolutamente nada. 

Otros dos beneficios que les veo a estas ollas es que:

  • Son muy fáciles de limpiar. 
  • Y que al ser transparentes vas viendo cómo se van cocinando los alimentos sin necesidad de tener que quitar la tapa. 

Eso sí, son aptas para cocinas eléctricas, de gas y vitrocerámicas. También se pueden meter en el horno. 

Pero si tienes inducción no podrás usarlas o tendrás que usar un adaptar.

Yo te recomiendo las marca Visions, que puedes comprar en Conasi. Con el código CNS-CAMBIO tienes un 5% de descuento (*afiliación).

Suscríbete a la newsletter

Comienza hoy mismo

Únete a nuestra comunidad junto con más de 100.000 familias y recibe recetas, artículos, trucos, consejos… que te van a ayudar a convertir la comida sana en un hábito.

Cocotte de hierro fundido esmaltado: ollas para toda la vida

Para mí estas ollas son el amor de mi vida. 

Junto con el cristal, el hierro es el otro material más inocuo que puedes encontrar en el mercado. 

Los utensilios que están hechos con hierro no contienen ni níquel, ni cromo, y tampoco tienen aluminio en el núcleo. 

Así que elígelo para tus ollas de cocina y cazuelas. 

Los pros de estas ollas son infinitos, así que empiezo por los dos únicos contras que les veo:

  • Pesan bastante porque el hierro es un material pesado, pero a diferencia de las sartenes, las ollas no son algo que tengas que manejar tanto, como para darle la vuelta a una tortilla, así que no lo veo algo problemático. 
  • Y no son nada económicas. El precio medio de una cocotte ronda los 200 euros más o menos (como mínimo). Depende del tamaño. 

Peeeeeero, en relación con esto último, tengo que decir el primer pro, y es que son para toda la vida. De hecho, en la garantía el fabricante pone “Garantía de por vida”. 

Así que aunque sea una gran inversión, a la larga te sale muy rentable. 

Yo solamente me imagino a mi hija cuando sea mayor heredando mis ollas como mi bien más preciado como se hacía antiguamente. 

Esto me parece superguay. 

Tengo las mías desde hace años y están perfectas, incluso el esmalte. Cosa que en algunas que he comprado de imitación, sí que me ha pasado. 

Así que al final, como siempre, lo barato sale caro.

Te recomiendo las cocotte de la marca Le Creuset. Las tienes de diferentes tamaños, que puedes elegir según tus necesidades. Puedes comprarlas en la web Claudia & Julia, y tienes un 5% de descuento con el código COCINANDOELCAMBIO (*afiliación).

Otros pros de las ollas de cocina de hierro fundido de Le Creuset 

Además de que son ollas para toda la vida y que están hechas de un material libre de tóxicos, las cocotte de hierro fundido tiene otras ventajas: 

  • Aptas para todo tipo de fuentes de calor: gas, vitrocerámica e inducción. De hecho, se pueden meter incluso en el horno (y usarlas para hacer pan). 
  • Como no desprende tóxicos, cuando cocinas con ellas se recupera el sabor real de los alimentos. Están mucho más ricos. 
  • Aunque tardan más en calentarse, el calor se reparte de forma uniforme y también se mantiene mejor. Los alimentos permanecen calientes más tiempo. 
  • Retienen la humedad por lo que también esto hace que el jugo de los alimentos se evapore y se cocinen mejor. Tus elaboraciones tendrán más sabor. 

Yo tengo dos, una de 18-20 centímetros, que es como para dos o tres personas, y la utilizo mogollón para guisos pequeñitos. 

Y luego tengo otra de 24 centímetros para cuando quiero hacer bastante cantidad para congelar o por si vienen más personas a comer a casa. 

Pero ya te digo, hay diferentes tamaños y puedes escoger el que mejor te venga. 

Cazuelas, ollas de cocina y hornos cerámicos para hacer pan. 

Las ollas de cocina de cerámica son muy parecidas a las de hierro fundido. Yo las utilizo de la misma forma. 

Son también de un material libre de tóxicos porque no contienen plomo, cadmio o níquel, y tampoco tienen aluminio en el núcleo. 

Eso sí, lo importante en los utensilios de cerámica es el esmalte que las recubre, ya que muchas veces sí que pueden ser tóxicos. 

Yo te recomiendo las de la marca Emile Henry, que puedes comprarlas en Amazon:

  • Las tienes en diferentes tamaños.
  • También son muy duraderas. 
  • Los alimentos se cocinan en ella de forma suave y uniforme, y eso, junto a que no se liberan tóxicos, hace que la comida esté mucho más rica. 
  • Son aptas para todo tipo de fuentes de calor: gas, vitrocerámica e inducción. Y se pueden meter también en el horno. 

De hecho, respecto a esto último, a mí lo que más me gusta de esta marca son los hornos cerámicos para pan. Puedes comprarlos en la web Claudia & Julia, y tienes un 5% de descuento con el código COCINANDOELCAMBIO (*afiliación).

Yo tengo dos, uno rectangular y uno redondo. Son del mismo material que las ollas. 

Los utilizamos en bucle yo y mi equipo porque son supertop y fáciles de utilizar.

Ollas de cocina de acero inoxidable: las más económicas.  

Las ollas de acero inoxidable también serían una buena opción. 

Aunque tienen un núcleo de aluminio o de cobre, no traspasa a los alimentos, por lo que también son libres de tóxicos

Y más económicas que las anteriores. 

Eso sí, importante, este tipo de material no es tan inocuo como el cristal, el hierro fundido o la cerámica, y sí que lleva níquel, así que no es apto para personas alérgicas, por lo que tienes que tenerlo en cuenta. 

Otras características de estas ollas de cocina:

  • Si las tratas bien, te duran bastante, porque resisten a la corrosión, al óxido y a las manchas. 
  • Son fáciles de limpiar, incluso las puedes meter en el lavavajillas. 
  • Pesan menos que las anteriores. 
  • Se calientan rápidamente y distribuyen bien el calor.
  • Y sus materiales no interfieren en el sabor de los alimentos, ni en sus olores. 
  • Son aptas gas, vitrocerámica e inducción. De hecho, las de la marca que te voy a recomendar ahora, también se pueden meter en el horno. 

Te recomiendo la batería de cocina Comfort Line de WMF, que puedes comprar en la web Claudia & Julia, y tienes un 5% de descuento con el código COCINANDOELCAMBIO (*afiliación).

Pero vamos, que cualquiera te vale, son las tradicionales que todo el mundo suele tener y las más baratas. 

Yo personalmente no tengo ninguna, porque utilizo más las ollas que hemos visto anteriormente, pero como te digo serían también una buena opción. 

La única olla de acero inoxidable que utilizo es la Instant Pot, que es el amor de mi vida porque es ultrapráctica y hago de todo con ella, y además, es de las pocas ollas multifunción que no tiene un revestimiento antiadherente. La puedes comprar en Amazon.

¿Qué te ha parecido toda esta información sobre ollas de cocina sin tóxicos? 

Espero que este artículo te haya ayudado mucho. 

Sobre todo a que seas consciente de cuáles son los materiales que debes evitar en tus utensilios de cocina, en este caso en las ollas y cazuelas, para que los alimentos tan sanos y ricos que cocines no estén en contacto con tóxicos. 

Y en segundo lugar, para conocer todas las opciones que tienes en el mercado de ollas sin tóxicos. 

De entre todas las que te he explicado, elige la que más se adapte a lo que tu busques y necesites, pero en cuestión de tóxicos, todas son muy buenas elecciones. 

Cuéntame en comentario si conocías estas ollas y si las tienes en casa, qué tal te van. 

23 Comentarios en “Estas son las cazuelas y ollas de cocina que tienes que comprar, si quieres una cocina libre de tóxicos

  1. Gracias Lucia. Interesante como siempre. Una pregunta,¿qué hay de las sartenes? Agradecería un post con recomendaciones, porque hay cosas que no se pueden hacer en olla (una tortilla de patata, por ejemplo)

    1. Me alegro de que te haya gustado.

      Tienes un artículo sobre sartenes en el blog, de hecho, al principio de este artículo te lo indico y te dejo el enlace 😉

  2. Hola, tengo una olla de pyrex desde hace mucho tiempo y solamente la uso para el horno. Se puede cocinar con ella en cocina de inducción?
    Gracias!

    1. ¿De qué material son? No las conocía y veo que las hay de vidrio o de hierro fundido. Las de vidrio veo que no se pueden usar para inducción, pero puedes comprarlas un adaptador, y las de hierro fundido sí.

  3. Gracias Lucía, muy interesante, con ganas de cocinar ya con una de ellas.
    Una preguntita, justo quería comprar una olla para poder poner en mi estufa de leña y cocinar allí, la de cerámica dice k es apta para horno, pero sabemos si para horno de fuego vivo (estufa de leña) también?
    Me quiero comprar: Emile Henry – Olla Redonda (cerámica, 26 x 26 x 16,5 cm) Pero si se puede romper con altas temperaturas de fuego igual me animo y compro la Cocotte Redonda Evolution Le Creuset de 18 a 34 cm que a esta seguro que no le pasa nada con altas temperaturas de fuego, verdad?

    Gracias.

  4. Ma ha parecido muy interesante e importante, muchas veces compramos ollas que sin muy bonitas e ignoramos los perjuicios para la salud

  5. Hola!! Me encanta este artículo! Justo estaba buscando una olla para comprarme y tenía muchas dudas. Quería preguntarte si usas el horno convencional o alguno más pequeño. He estado mirando algunos mini hornos pero no ponen los materiales y me da un miedo horrible comprarme uno que tenga tóxicos. No sé si tienes algún artículo sobre “aparatos de cocina” y lo que opinas de ellos. Muchas gracias!

    1. Me alegro mucho de que te haya ayudado el artículo 🥰

      En cuanto a los tóxicos de los hornos no te preocupes, no hay que tenerlo en cuenta porque al final siempre proteges los alimentos de los tóxicos que tengan, ya que usas algún recipiente, bandeja o con papel de horno y no están en contacto.

  6. Hola Lucia
    Un saludo, aunque soy la persona mas lenta de tus clientas, es para agradecerte sobre la información de las ollas pues yo uso la de hierro, y continuo buscando la sartén de hierro, y otras más, muy interesante el articulo y de nuevo gracias por tu gran ayuda

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *