¡Únete a mi newsletter!

[Beneficios de los alimentos fermentados] Aprende a fermentar zanahorias de forma sencilla y muy deliciosa.

[Beneficios de los alimentos fermentados] Aprende a fermentar zanahorias de forma sencilla y muy deliciosa

Últimamente se escucha mucho hablar de los alimentos fermentados.

¿Pero por qué están tan de moda? 

Pues en resumen porque tienen múltiples beneficios para el organismo ya que contienen probióticos de manera natural. 

Y los probióticos mejoran la salud intestinal y por tanto, la salud en general, puesto que el 70% de nuestro sistema inmune se encuentra en el intestino.

No sé si lo sabes, pero se dice que el intestino es como un segundo cerebro. 

Por eso es tan importante comer de forma saludable. 

Siempre digo que no hay mejor gasolina para que tu cuerpo responda correctamente.

Así que empezar a incorporar alimentos fermentados en tu alimentación, es más que recomendable.

Hay mucha variedad entre la que elegir (después hablaremos de esto), pero a mí una de las que más me gustan son las verduras fermentadas. 

De hecho, para uno de los cursos trimestrales de Método S.A.N.O.,  tuvimos el placer y la suerte de contar con la supercrack Nerea Zorokiain.

Ella es experta en fermentación y procesos de transformación de los alimentos a través de microorganismos. Y autora del libro ‘Fermentación, crea recetas saludables, sencillas y transformadoras’.

En el curso, Nerea enseña a los alumnos y alumnas de Método S.A.N.O. a hacer sus propios alimentos fermentados de una manera supersencilla con diferentes técnicas. 

Uno de los alimentos que enseña a fermentar son las zanahorias.

Y a partir de esta receta, yo he hecho mi versión y es la que te voy a enseñar a ti.

Me parece que es una receta muy guay para iniciarte en el mundo de los alimentos fermentados, porque siempre sale bien, es muy fácil de hacer y le gusta a todo el mundo por su sabor suave (que esto no pasa con todos los alimentos fermentados). 

La fermentación es de las cosas más bonitas que hay.

Así que sigue leyendo para aprender más sobre esto y por supuesto, para tomar nota de la receta.

alimentos fermentados, zanahorias

👉 Beneficios de los alimentos fermentados en el organismo.

Como te decía, los alimentos fermentados tienen múltiples beneficios. 

Por ejemplo, son una fuente de nutrientes maravillosa. Aportan vitaminas, minerales y enzimas. 

Y no solo eso, es que encima ayudan a eliminar componentes no saludables de los alimentos, como los metales pesados o toxinas como los nitritos. 

Pero sin duda, el mayor beneficio de todos es que gracias al proceso de fermentación, convierten a los alimentos en probióticos.

Y los probióticos son fundamentales para el buen funcionamiento y el equilibrio de la microbiota intestinal. Le dan a la microbiota las bacterias “buenas” que necesita.

Lo que refuerza el sistema inmune. 

“¿Qué significa eso Lucía?”

Que mejoran tu salud intestinal, lo que se traduce en sentirse de maravilla y llena de salud. 

👉 ¿Qué tipo de alimentos fermentados puedes consumir?

Teniendo en cuenta lo que te he contado, lo mejor es consumir diferentes tipos de alimentos fermentados. 

Hay mucha variedad dónde elegir. 

El kéfir, por ejemplo, aporta al organismo una gran cantidad de probióticos. También los yogures son alimentos fermentados y aportan probióticos, pero el kéfir tiene una mayor variedad por lo que es mejor para la microbiota. 

Por otro lado, también el miso, que es una pasta fermentada elaborada a partir de la soja y que se utiliza mucho en la cocina china y japonesa. A mí me flipa usarlo porque aporta mucho sabor. 

Hay diferentes tipos entre los que elegir, pero es importante que lo compres sin pasteurizar para que no pierda sus propiedades. 

>> Aquí tienes una receta de sopa de verduras con miso calentita, deliciosa y reconfortante. 

Y por otro lado, están las verduras fermentadas, como es el caso del chucrut que se consigue con la fermentación de las hojas de col. 

El kimchi, que también se obtiene de la fermentación de la col, pero se le añade chile. Este es mi favorito sin duda porque es picante y a mí me flipa. 

O las zanahorias, que es la receta que vamos a ver a continuación.

👉 Cómo hacer alimentos fermentados: receta de zanahorias fermentadas con hinojo y manzana verde.

Esta receta de zanahorias fermentadas es espectacular. 

Yo las combino con manzana verde e hinojo, porque le da un sabor a anís delicioso. 

Y como te decía al principio, creo que las zanahorias son un fermento apto para todo el mundo porque tienen un sabor muy suave a diferencia de otros como el chucrut o el kimchi que es más picante y fuerte (aunque he de decir que es mi favorito). 

Puedes ponerlas en ensaladas y así, además de estar superrica, le van a aportar esos probióticos que tan beneficiosos son para tu microbiota. 

Eso sí, en ningún caso las calientes para consumir porque perderán las propiedades de las que hablamos antes. 

Ya verás que son muy fáciles de preparar. 

¡Vamos con la receta!

Cosas que debes tener en cuenta y utensilios que necesitas:

Para fermentar vegetales por norma general tienes utilizar un porcentaje de sal del 2% del total de ingredientes. 

Es decir, que por cada kilo de verduras, tienes que poner unos 20 gramos de sal. 

Así que es importante que peses siempre el total de la verdura para añadir la cantidad exacta de sal que le corresponda. 

De todas formas, ten en cuenta que si utilizas verduras con más líquido, tendrás que poner un poquito más de sal, y si son verduras que sueltan menos líquido será al contrario, tendrás que poner menos sal. 

Para esta receta de zanahorias está bien con el 2% de sal (yo he utilizado sal de roca). 

Bien, por otro lado, te voy a recomendar algunos materiales que te van a servir para fermentar cualquier tipo de vegetales: 

  • Cepillo para limpiar la piel o la cáscara de las verduras y frutas. También puedes hacerlo con las manos, pero el cepillo limpia más en profundidad. 
  • Rallador para rallar las verduras. 
  • Un peso de porcelana para hacer presión sobre la verdura. Si no tienes este tipo de peso o no lo quieres comprar, puedes utilizar un vaso de vidrio o la parte dura de una hoja de col, por ejemplo. Cualquier cosa que pese y que entre dentro del bote te sirve. 

Y por último, también vas a necesitar un bote de cristal. Aquí tienes varias opciones:

  • Puedes utilizar el típico tarro de vidrio con cierre hermético.
  • Si no tienes un tarro de vidrio con cierre hermético, tendrás que poner encima, una vez colocado el peso, una gasa y alrededor una goma para que no entre suciedad. Después ya podrás poner la tapa sin cerrar. 

O puedes comprar los tarros que yo tengo que son especiales para hacer vegetales fermentados porque ya tiene el peso incluido también. Son de la marca Lékué y la verdad es que van fenomenal. Puedes comprarlos haciendo clic aquí.

¿Has tomado nota de todo? ¿Sí?

Pues vamos ya con los ingredientes y el paso a paso de la receta.

 

✅ Ingredientes:

  • 750 gramos de zanahorias (a poder ser ecológicas y con piel).
  • ½ hinojo.
  • 1 manzana verde.
  • 20 gramos de sal.

✅ Procedimiento:

  • Empieza quitando el tallo de las zanahorias, pero no las peles. Luego límpialas debajo del grifo con la ayuda del cepillo o frotando bien con las manos. Haz lo mismo con la manzana y el hinojo.
  • A continuación, ralla las zanahorias, la manzana y el hinojo.
  • Una vez hecho esto, coloca todo en un bol y añade la sal. Después, masajea bien con las manos para que la sal vaya penetrando y soltando el líquido. Si en tu caso no sale suficiente líquido porque la zanahoria es más seca, deja que repose unos 30 minutos con un plato encima (o con un peso) para que salga el líquido suficiente para poder hacer este paso.
  • Ahora mete las verduras en el bote de cristal que hayas elegido. Para ello ve añadiendo pequeñas cantidades y aplástalas muy bien para evitar que queden burbujas de aire en el bote. El líquido que quede en el bol, añádelo también al bote de cristal, porque es parte de la salmuera y es la mejor forma de conservar la zanahoria fermentada.
  • Limpia bien los bordes del bote con un papel de cocina para evitar que queden restos y se estropeen.
  • Coloca un peso de cerámica en la superficie del bote y aprieta hacia abajo para que las verduras queden bien sumergidas en el jugo de la salmuera. Recuerda que si no tienes el peso de cerámica, puedes hacer lo mismo con un vaso de cristal, una hoja de col dura u otro peso que tengas (o utilizar el bote que yo he usado).
  • Por último, tienes que cerrar el bote para que las zanahorias empiecen el proceso de fermentación. Según el bote que tengas en casa, lo harás de una manera u otra
  • 🔸 Si tienes un bote con cierre hermético (con goma): cada día tendrás que abrir y cerrar el bote para que salga todo el CO2 que se ha formado, sobre todo durante la primera semana. Y si al abrir compruebas que el peso está muy arriba, aprovecha este momento para apretarlo de nuevo hacia abajo y volver a sumergir bien las verduras.
  • 🔸Si no tienes un bote con cierre hermético (sin goma): una vez hayas puesto el peso encima de la verdura, coloca una gasa en la superficie del bote agarrada con una goma para evitar la entrada de porquería y coloca la tapa encima sin cerrarla del todo. Así el CO2 va a ir saliendo de forma natural y no tendrás que estar abriendo y cerrando el bote cada día.Eso sí, ve vigilando cada 2 o 3 días que toda la verdura está bien sumergida en la salmuera. Si no lo está, recuerda apretar el peso para volver a sumergirla en el jugo.
  • Cuando haya pasado una semana o diez días, podrás abrir el bote y empezar a consumir. Eso sí, una vez abierto, guárdalo en la nevera para que conserve el sabor y para evitar que se contamine.
  • ▶️ NOTA: durante el proceso de fermentación es normal que salgan burbujas o un poco de espuma, también puede pasar que la parte de arriba se quede de otro color, porque está en contacto con el oxígeno y se oxida, pero todo esto es totalmente normal.

👉 ¿Vas a empezar a preparar alimentos fermentados como estas zanahorias hoy mismo? 

Si has llegado hasta aquí ya sabes los múltiples beneficios que tienen los alimentos fermentados para tu salud. 

Y esta receta es genial para empezar a incorporarlos en tu alimentación. 

Es supersencilla y estoy segura de que te va a encantar. Además, te vas a enamorar de la fermentación porque es un proceso maravilloso. 

Espero que las disfrutes mucho ❤️.

 

62 comentarios en “[Beneficios de los alimentos fermentados] Aprende a fermentar zanahorias de forma sencilla y muy deliciosa

    1. Si están bien conservadas duran bastante tiempo en la nevera, pero asegúrate de que siempre esté el líquido por encima de las zanahorias 😉

  1. Hola Lucía y equipo:
    Nunca he consumido alimentos fermentados, ¿cómo se utiliza la zanahoria una vez fermentada, en ensaladas?
    Gracias por vuestro trabajo

  2. Buen día!! Hoy compro los ingredientes!! Estoy de suerte porque hay hinojos todavía,la combinación de esas tres verduras me encanta!! Muchas gracias por compartir!! saludos!!

  3. Me encantó, voy a probar. Ahora mismo estoy pasando por problemas en mi tracto digestivo y me mandaron probioticos, ojalá sigas compartiendo más recetas de este tipo.

  4. Lo probaré. Muchas gracias.
    Desde hace un año me han diagnosticado fibromialgia, hipertiroidismo e hipertensión. Además sufro de muchas crisis agudas de migraña, en fin. Me estoy empezando a poner al día en esto de comida saludable, antiinflamatoria, etc. A ver si mejoro porque los medicamentos solo me tienen dormida más tiempo. Un millón de gracias por la receta y por todo.

  5. Hola Lucía. Gracias por la receta de zanahoria. Intenté hacer el pan con levadura que explicaste en el primer taller gratuito, pero como no lo guardé,tengo los ingredientes pero no como hacerlo..podrías reenviarme el vídeo ? Gracias

    1. Claro, no pasa nada, no se lo pongas, pero para poner los 20 gramos de sal, te en cuenta que debe ser un 1 kilo de verdura en total, así que tendrás que poner más zanahorias.

  6. Muchas gracias por compartir esta recetita de fermentos. Me encanta comer este tipo de alimentos y aprender a hacerlos será lo más.
    No te quepa duda que lo voy a hacer.
    Un besote.

  7. Hola Lucia
    Como siempre hermosa, que lindo como te superas cada día para complacer a la humanidad, claro que los fermentados son únicos lo malo de lo bueno es la falta de conocimientos como prepáralos de todas formas muchas gracias por tus regalos, un abrazo

  8. No había visto tu msj.Anterior ni este,xq estaba ocupada cuidando mi tobillo desde el día 31 de octubré en que una sra.me atropelló y lesionó tobillo y rodilla,voy a probar con las zanahorias,conservo en sálmuera los morrones,con un poquito de sal y aceite,uso sal marina.

  9. Buenas noches yo hago kombucha kéfir y yogur desde hace bastante tiempo, y este mundillo me interesa, gracias por la información, a ver si me inicio en otros alimentos

  10. Buenos dias, Lucia! Si hago cantidad, cuál es el tiempo de conservación? Para tener una idea de la cantidad que puedo hacer… y gracias por tus recetas!!

  11. Buenos días, mientras dura el proceso de fermentación (unos 10 días), el tarro tiene que estar en la nevera o a temperatura ambiente? Muchas gracias.

  12. Hola! Yo estoy dando de mamar y no sé si la fermentación de los vegetales produce alcohol, con lo cual no sería compatible con la lactancia. Sé que la kombucha tiene y no puedo tomar.
    Muchas gracias por la receta, deseando probarla (si puedo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza hoy a cocinar tu propio cambio junto con más de 100.000 familias

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Recetas relaccionadas