¡Únete a mi newsletter!

Brócoli con pesto y huevo en su punto.

Brócoli con pesto y huevo en su punto

La cena que cocinamos juntos en directo el martes fue super sencilla pero aprendimos dos técnicas que me encantan: la que nos permitirá hacer mil y un pestos diferentes y la que nos asegura un huevo cocido en su punto exacto para una yema súper cremosa y deliciosa.

El brócoli es, sin duda, una de mis verduras favoritas. Me encanta lo rico que está pero el que a la vez sea tan tan sano me vuelve loca. Además de ser una de las piezas de verdura más nutritivas y con más propiedades preventivas contra el cáncer es altamente antiinflamatorio y puede comerse a diario.

Ahora que sabes todo esto ¿vas a decir que no a buen brócoli? 😉

Una de las mejores manera de que el brócoli no pierdas sus maravillosas propiedades, es cocinarlo al vapor o comerlo crudo. Hablaremos de las muchísimas y rapidísimas formas que existen de prepararlo en otro post, vamos a centrarnos ahora en el resto de ingredientes de este recetón.

Brócoli con pesto y huevo en su punto

Pesto

El pesto es, básicamente,  una mezcla de ajo + hoja verde + fruto seco o semilla + queso parmesano (en nuestro caso levadura nutricional) + aceite + limón y sal.

Puedes hacerlo solo con aceite o sustituir la mitad por agua para aligerar el pesto un poco y volverte loca con las semillas y hojas verdes:

Semillas de cáñamo, semillas de calabaza, semillas de girasol, piñones, nueces, almendras, avellanas, nueces de macadamia, avellanas…funcionan bien en un pesto aunque yo siento debilidad por el cáñamo, los piñones, las avellanas y las nueces.

Entre las muchas hojas verdes que puedes utilizar, se encuentran la kale, cilantro, perejil. espinacas, rúcula … puedes incluso ponerle utilizar el mismo brócoli o piel de calabacín.

Pero el ingrediente clave es la levadura nutricional ¡sustituta perfecta del parmesano!. Es una levadura de cerveza inactiva que podrás comer incluso si tienes candidiasis. Ésta es la que yo compro y si no la has probado te recomiendo muy fuerte que la pruebes porque te va a encantar y acabarás utilizándola de un millón de formas.

Brócoli con pesto y huevo en su punto

   Huevos en su punto

¡El alimento alimento ideal! Rico en grasas buenas y proteínas, es importante consumirlos ecológicos (su número de serie siempre empieza por 0). Aquí un artículo muy interesante sobre este amigo que hemos conseguido llevar a su punto exacto en esta receta.

Conseguir una yema super cremosa es mi vicio y mi forma favorita de comer huevos cocidos.

Como ves, de una receta así de simple podemos aprender un montón de cosas y aplicar muchas nuevas ideas en el día a día.

¡Suscríbete si quieres que te lleguen los ingredientes de la receta que cocinaremos juntos en directo el martes que viene!.

Vamos con la receta:

Ingredientes

  • Un brócoli
  • Un puñado de albahaca
  • Un puñado de frutos secos o semilla (avellanas, almendras, piñones, semillas de cáñamo…).
  • Dos cucharadas de levadura nutricional
  • 3 cdas de aceite
  • 3 cdas de agua
  • 1 diente de ajo
  • Medio limón
  • Sal al gusto

Procedimiento

  • Ponemos el brócoli en una vaporera de 5 a 10 min, según nos guste, mejor cuanto más verde porque así conservará más propiedades.
  • En una olla pequeña calentamos agua hasta que hierva y justo en ese momento, añadimos los huevos sin que se rompan. Si se rompen, un chorrito de vinagre evitará que siga escurriéndose el huevo. Hervimos durante 6 minutos exactos y enfriamos para cortar la cocción.
  • Mientras vamos haciendo el pesto: introducimos todos los ingredientes(albahaca, avellanas, levadura nutricional, aceite, agua, ajo, limón y sal) en una batidora o mortero, trituramos y servimos.
  • Enfriamos también el brócoli y el huevo y emplatamos.

26 comentarios en “Brócoli con pesto y huevo en su punto

  1. Tiene una pinta estupenda. Creo que tengo todos los ingredientes , ya mismo la preparo.
    En casa tengo la suerte de que nos gusta mucho el brócoli y saber que es tan sano ….
    Gracias por compartir esta receta

  2. Hola! Gracias Lucía bueno aunque creemos que podemos mejorarlo con práctica jajaja. Hemos tostado demasiado las avellanas, pusimos canónigos en vez de Albahaca y ajo negro en vez de ajo normal. El resultado una salsa potente que con el precio se deja comer. Volveremos a intentarlo!!!

  3. Tiene muy buena pinta pero soy alérgica a las crucíferas así como a las verduras de hoja verde y algunas frutas 🙁 .
    Pero yo por ejemplo puedo hacer esta receta con espárragos, pimientos o berenjenas. Evidentemente, lo convierto en otro plato distinto pero ya te adelanto que con la misma “salsita” seguro que me va a quedar riquísimo. Me la apunto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y consigue tu menú para cocinar tu cambio

Detestamos el spam igual que tú. Cocinando el cambio S.L tratará tu datos con infusionsoft para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter.

Recetas relaccionadas